Skip to main content

En GUINEA BISSAU el riesgo de ABANDONO ESCOLAR está relacionado principalmente con los INGRESOS ECONÓMICOS

Asistir a la escuela es todo un reto, ya que las familias, por falta de medios, se ven obligadas a que sus hijos sean económicamente activos y tengan que dejar de estudiar.

En Guinea, hay un gran riesgo de abandono escolar sobre todo en el caso de las NIÑAS ya que las familias priorizan la educación de los varones. Las niñas asumen el rol de adultas desde que son muy pequeñas ocupándose de tareas del hogar como ir a coger agua, leña, lavar la ropa, hacer la comida, etc.

Además, un gran porcentaje de la población es musulmana lo que supone que, dentro de sus tradiciones, obligan a las mujeres a casarse muy jóvenes y se les veta la escuela para evitar la occidentalización de sus creencias.

De este modo las niñas tienen coartado un DERECHO BÁSICO Y UNIVERSAL como es la EDUCACIÓN

La educación es escasa, precaria y muchos niños no tienen acceso a ella por lo que desde Miradas al Mundo se ha decidido como uno de los principales objetivos luchar por mejorar la educación ofreciendo oportunidades de un futuro mejor.

En MIRADAS apoyamos a los estudiantes desde el JARDÍN DE INFANCIA hasta la UNIVERSIDAD con la creación de Becas para el fomento de la educación y la reducción de la tasa de abandono escolar de los niños y las niñas.

El jardín de infancia es una pieza básica en la educación como motor de desarrollo

Uno de los problemas que encontramos entre los menores que motiva su absentismo escolar es la carga familiar que tienen, pues desde edades muy tempranas cargan con sus hermanos menores lo que imposibilita el acceso a la escolarización. Por ese motivo el jardín de infancia es la solución para que las niñas a partir de los 8 años puedan acudir a la escuela y no tengan que cuidar de sus hermanos

La escasez de alimentos a edades tempranas provoca una elevada predisposición a padecer múltiples patologías que convierten a estos niños en las principales víctimas de la pobreza. Con el jardín de infancia se pone a su vez a funcionar el comedor escolar, con lo que conseguimos uno de los objetivos mas importantes que es evitar la desnutrición entre la franja de edad de 3 a 6 años. Ofrecemos  a las madres y profesoras talleres nutricionales intentando entre otros cultivos intentar recuperar el uso de la moringa , planta altamente nutricional que si es consumida por los niños evita la desnutrición entre otras muchas enfermedades.

A su vez las madres carentes de recursos pueden pagar a la profesora con moringa que nosotros compramos para traer a España, potenciando su plantación y poniendo en sus manos un recurso sencillo para que el proyecto se autogestionable.

Es fundamental crear recursos que atiendan a los pequeños más vulnerables, puesto que de su desarrollo personal, educativo y social dependerá el futuro de la comunidad

Dejar un comentario